Una moneda local, también llamada moneda social, o complementaria, es una forma de generar actividad económica en una zona. Consiste en un sistema de anotaciones. Cada usuario de la moneda tiene una cuenta en una página web. En esa cuenta figuran los productos o servicios que ofrece para comerciar total o parcialmente en moneda local. Y se registran las transacciones que realice.

Estas monedas existen por todo el mundo y han demostrado ser muy beneficiosas para la economía. En los países donde funcionan se ha comprobado como en situaciones de dificultad aumenta su uso. Actúan como una válvula de escape que permite seguir comerciando cuando el flujo de dinero oficial se encuentra estancado. Complementan a las monedas oficiales.Su funcionamiento básico depende de dos herramientas: la cartilla, y la plataforma CES.

En la Red de Moneda Social Ebro los intercambios se anotan en una cartilla con nuestro número de registro. Es imprescindible tenerla para empezar a intercambiar.

Cuando entramos en la Red, nuestra cartilla tiene 0 Ebros. Cada cartilla puede ponerse hasta un total en negativo de -100 Ebros y un positivo de    Ebros.

Cada productor marca un precio en Ebros (o mixto: Ebros+ €), al servicio, cuidado o producto que desea intercambiar. Si otra persona lo adquiere, los Ebros pasarán a la cartilla de la persona que lo ofrece (productor) en positivo, y a la cartilla de la persona que lo recibe en negativo.

Estas ofertas y demandas se anotan y consultan en la plataforma de intercambio CES (Community Exchange System = Sistema de Intercambio Comunitario). Para poder acceder a ella tenemos que estar registrado en el grupo de intercambio el Ebro.

¿Por qué elegimos este modelo de intercambio?:

Imaginemos que la Red estuviera formada por tres únicas personas: Manuel, Clara y Luis, por ejemplo.

En su primer intercambio, Manuel vende a Clara 3 kilos de manzanas y recibe 10 Ebros. Anota 10 Ebros positivos, y Clara, a su vez, se pone en 10 Ebros negativos, porque aún no ha generado Ebros en positivo a través de intercambios:

Tabla 1 photo tabla1_zps19d105cb.jpg

En un segundo intercambio, Clara da un masaje a Luis y recibe por ello 15 Ebros. Manuel no ha hecho ninguna operación, con lo cual mantiene su saldo, Clara gana 15 Ebros en la operación, que sumados a su saldo anterior, deja su saldo actual en 5 Ebros positivos. Es el primer intercambio de Luis, así que suma en negativo los Ebros que le paga a Clara:

Tabla 2 photo tabla2_zps3d0c153d.jpg

En el tercer intercambio, Luis presta a Manuel varios libros, y recibe 25 Ebros por ello. Clara sigue con su saldo, pues no ha participado en esta operación. Manuel resta 25 Ebros, que sumados a su saldo anterior, le dejan con -15 Ebros. Y Luis suma a su saldo anterior 25 Ebros, quedándose con 10 Ebros en positivo.

Tabla 3 photo tabla3_zps9ddb5cbb.jpg

Ahora veamos la fila que corresponde a la suma total de los intercambios. Siempre es igual a 0. Si seguimos realizando intercambios, seguirá siendo 0, ya que en este modelo de intercambio no existe ningún movimiento especulativo. Si se añadiese valor a los Ebros sin realizar un intercambio, el total de intercambios empezaría a descuadrar, formando una burbuja (la moneda pierde el valor que genera con el intercambio, y deja de producir riqueza).

Esta red utiliza una plataforma online (https://www.community-exchange.org/index_es.asp), que opera en diferentes países y que nosotros administramos en Aragón (España).